top of page

Aromaterapia: cómo sanar el cuerpo y la mente

Actualizado: 24 may 2019

El ajetreo y la rutina pueden provocar sensaciones poco placenteras como lo es el estrés. Este estado de tensión genera malestares físicos y emocionales que pueden alterar tu calidad de vida, por lo que es importante buscar opciones que permitan liberar al cuerpo de ese peso para mantenerlo en equilibrio. 


En este escenario, es importante mencionar que el mundo de la estética cada vez cuenta con más opciones que brindan un escape de la turbación cotidiana para devolverle a tu mente y cuerpo su estado de armonía.


Una de esas alternativas es la aromaterapia, la cual brinda numerosos beneficios, aunque seguramente has escuchado poco de ella. 


¿De qué trata la aromaterapia?

La aromaterapia es un tratamiento que utiliza aceites esenciales, obtenidos de plantas aromáticas y semillas, para relajar la mente y el cuerpo. Con su aplicación, se busca proporcionar una sensación de equilibrio emocional, así como tratar dolencias y enfermedades.


A pesar de que puede parecer novedoso, es una técnica milenaria, que por mucho tiempo se ha usado como una alternativa o acompañamiento medicinal. 


Para eliminar cualquier inquietud acerca de esta terapia, a continuación, vas a conocer con más detalle lo que implica y los beneficios que aporta a la salud. 


¿En qué te ayuda?

Provoca la liberación de sustancias químicas en el cuerpo que ayudan a mejorar el estado anímico. 


Funciona para combatir el estrés, la depresión y la ansiedad, así como trastornos del sueño.


Ayuda a tratar complicaciones de la piel y dolencias con un nivel de gravedad bajo, debido a sus efectos antiinflamatorios, antihistamínicos y analgésicos.


Proporciona placer físico y psicológico, ya que causa un efecto de relajación. 


A nivel estético, previene el envejecimiento prematuro, gracias a las propiedades antioxidantes de algunos aceites.


¿Cómo se aplica?

La aromaterapia puede ser aplicada de diferentes formas, la finalidad es que le cuerpo absorba las esencias para que se puedan aprovechar los beneficios.


Masajes: el aceite se diluye en agua y se aplica en aquellas zonas del cuerpo donde hay mayor tensión o dolencias. El objetivo es que, mientras se realiza el masaje, la piel vaya absorbiendo el aceite. 


Inhalación: puede utilizarse un difusor para que el aceite se evapore o aplicar unas gotas de esencia en un vaso de agua hirviendo. También se puede humedecer un paño con poco aceite para olerlo directamente. 


Baños aromáticos: se prepara una tina de baño con agua caliente y se aplica aceite para que comience a evaporar. 


Antes de aplicar alguna de estas opciones, un especialista revisa y elabora un análisis del estado de salud de la persona, para, después, determinar la terapia y los aceites que se utilizarán.


También deberá corroborar que no tenga ninguna reacción alérgica con alguno de los componentes. 


Lavanda: la favorita de la aromaterapia

La aromaterapia tiene una amplia gama de esencias, cada una con una función diferente.


Sin embargo, la lavanda es considerada como la joya de este tratamiendo, debido a todas sus cualidades. 


Es relajante, por lo que funciona excelente para tratar el estrés, dolores de cabeza, tensión y ansiedad. 


Ayuda a calmar picaduras de insectos y quemaduras por su cualidad regeneradora.


Tiene propiedades antisépticas, por lo que se emplea para tratar infecciones.


Disminuye el dolor y las inflamaciones, debido a que es analgésica.


Su efecto calmante permite que sea usada para tratar el insomnio.


La variedad de problemas que se pueden tratar con la lavada, debido a sus propiedades, son varias, razón por la cual se ha convertido en un tesoro para este tipo de tratamientos, sin embargo, eso no le quita el merito a las demás esencias, que sin duda también tienen sus beneficios. 

114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
MARCA BRAYEN.jpg
bottom of page